Geomorfología

Debido a su composición de roca caliza casi en su totalidad, podremos ver infinidad de formaciones kársticas (cuevas, simas, dolinas, poljes,…), debiendo destacar la Cueva del Gato con sus 5 kms de longitud, la Cueva de la Pileta con pinturas rupestres donde es posible su visita, y Garganta Verde, estrecho y profundo desfiladero que sirve de desagüe para la Sierra del Pinar y donde los visitantes pueden practicar senderismo y descenso de barrancos.

También cabe decir que debido a este fenómeno kárstico, el Parque Natural Sierra de Grazalema cuenta con una gran cantidad de aguas subterráneas gracias a las filtraciones de agua a través de la roca caliza, por lo que hay lugares del Parque Natural donde falta el agua en verano.

Fauna

En fauna cuenta con más de 200 especies de vertebrados catalogadas, entre las que podemos destacar el Ciervo, el Corzo, Cabra Montés, Jabalí, la Nutria, el Zorro, la Jineta y el Meloncillo. Y unas 130 especies de aves por lo que en 1989 fué declarado este Parque Natural como ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) entre las que destacan las rapaces como el Águila Real, Halcón Peregrino, Águila real, Alimoche y Buitre Leonado que cuenta con una de las colonias más importantes de Europa.
Y algunas especies domésticas que son autóctonas como la Cabra Payoya, la Oveja Merina y el Cerdo Dorado Gaditano.

Actividades

Entre las actividades que podemos realizar en el Parque Natural Sierra de Grazalema, podemos destacar el senderismo, contando con gran cantidad de senderos señalizados entre los cuales se encuentran 4 dentro del Área de Reserva (Torreón, Garganta Verde, Llanos del Rabel, y Pinsapar), estando restringido el acceso a dichos senderos por la oficina del parque, sobre todo en verano, tiempo en el que hay que acceder acompañado por un guía con el fin de evitar problemas relacionados a los incendios forestales.
Y otros muchos senderos de libre acceso como el Río Majaceite, Llanos del Republicano, Hundidero, Calzada Romana, Salto del Cabrero, y muchos más.
Otra de las actividades a destacar es el descenso de barrancos, contando con dos cañones espectaculares como son el barranco de Garganta Verde y el Cañón de las Buitreras.
Las Vías ferrata son otro atractivo de la Sierra de Grazalema contando ya con  vías ferrata como son la vía ferrata de Montejaque, la vía ferrata de Benaoján y la próxima construcción de otra de ellas en Ubrique. Además de contar con muchas más en su vecina, la Serranía de Ronda.
También podemos disfrutar de paseos en Kayak, a caballo, parapente, puenting, multiaventuras, tirolina, tiro con arco, paintball y la escalada, esta última cuenta con infinidad de vías de escalada de todos los niveles en distintas zonas del Parque Natural como Veredilla y Aguas Nuevas (Benaocaz), Peña Loja, Peñón Grande y Aguja de las Palomas (Grazalema).

Situación

El Parque Natural Sierra de Grazalema, tiene una superficie de unas 54.000 hectáreas de las cuáles unas 3.000 hectáreas declaradas como Área de Reserva, y se encuentra al noreste de la provincia de Cádiz y al noroeste de la provincia de Málaga. En el Parque Natural Sierra de Grazalema se encuentran total o parcialmente el territorio de 9 municipios de la provincia de Cádiz, (El Bosque, Prado del Rey, Zahara de la Sierra, Grazalema, Villaluenga del Rosario, Benaocaz, Ubrique, Algodonales, El Gastor y Olvera) y 5 de la provincia de Málaga ((Ronda, Montejaque, Benaoján, Jimera de Líbar y Cortes de la Frontera) donde podemos encontrar la famosa ruta de los pueblos blancos.
La Sierra de Grazalema es un macizo de roca caliza que hace de auténtica muralla para los vientos cargados de humedad que proceden del Atlántico. Lo que obliga a las nubes a descargar en forma de lluvias torrenciales para poder seguir su camino, y convierte a la Sierra de Grazalema en el lugar más lluvioso de la Península Ibérica a pesar de la sequía estival de la zona, con una media pluviométrica de unos 2200 litros por metro cuadrado.

Flora

La formación vegetal más destacable es el Pinsapar, que se encuentra en la cara norte de la Sierra del Pinar y está formado por un gran bosque de Pinsapos, abeto de la era Terciaria que fué descubierto por Boissier quién lo identifica como árbol singular y único en el mundo. Por lo que se inmortalizó con el nombre de Abies Pinsapo Boiss.
Al igual que el Pinsapo, hay otras 7 especies que son endémicas de este Parque Natural y cuya distribución no sobrepasan los límites del área protegida como son: Fumana lacidulemiensis, Echinospartum algibicum, Erodium recoderi, Papaver rupifragum y los híbridos Phlomis x margaritae y Narcissus x libarensis
También hay que destacar otras formaciones vegetales como son los encinares, quejigales, bosques de ribera, alcornocales y acebuchales que se encuentran en el Parque Natural Sierra de Grazalema y que no son menos importantes ya que conforman la mayor parte del territorio del Parque Natural.

Patrimonio Cultural

En lo que a patrimonio cultural respecta, podemos encontrarnos con 6 conjuntos históricos (la Villa de Benaocaz, Villa de Zahara de la Sierra, Ubrique, Algodonales, Ronda y el casco antiguo de Grazalema), zonas arqueológicas como son Los Cabezos de Hortales (Prado del Rey) y la Necrópolis de los Gigantes (Ronda) y un amplio listado de bienes de interés como Ocuris (Ubrique) y un largo listado de yacimientos arqueológicos como acueductos, necrópolis, calzadas romanas y restos medievales.
Y restos de edificación popular entre los que podemos destacar antiguos molinos hidráulicos, eras, caleras y lavaderos públicos.
Como patrimonio etnológico destacan las viejas prácticas artesanales como son la fabricación de mantas de Grazalema, la marroquinería y la cestería. Y sus fiestas tradicionales, como pueden ser el Corpus en Zahara de la Sierra, la Crujía de Gamones en Ubrique, el Toro Cuerda de Grazalema o la Lucha de Moros y Cristianos en Benamahoma.